Enseñar demasiado a los niños a debate

Con motivo de la notícia publicada en varios periódicos españoles en la que se acusa a una docente  de “ENSEÑAR DEMASIADO A LOS NIÑOS”, he decidido crear este post.  Primeramente la notícia para aquellas personas que no la han leído todavía.

Los alumnos de cuatro años de la Escuela española de Escaldes-Engordany de Andorra ya saben sumar, restar, leer y casi escribir. Este extraordinario desarrollo curricular, con el que están encantados los padres, no ha gustado al inspector de Madrid que, tras visitar el colegio, ha aconsejado a la dirección que eche a la maestra porque los niños “tienen un nivel demasiado alto para una escuela pública”, según informa El Periódic d’Andorra.

La docente, que es tutora de 11 niños desde hace dos cursos, está acusada de “enseñar demasiado a los niños” e intentará defenderse de este informe desfavorable a través de sus abogados.

Las familias quieren que se quede en el centro y siga impartiendo clases a sus hijos al menos un año más. Para ello, el pasado viernes se reunieron el embajador de España en Andorra, Albert Moreno, que intentará darles una respuesta antes del mes de septiembre. Además, los padres han intentando ponerse en contacto con la directora de la escuela, aunque, de momento, no ha sido posible.

Las familias de los alumnos se basan en que la ley de educación española, aunque expone unos mínimos de enseñanza, no menciona unos máximos. Y aseguran que el nivel de exigencia de la maestra depende de los niños. “Los niños le piden más y ella se lo da”, dice una de las madres. Sin embargo, sospechan que quizás todo derive de malas relaciones con la dirección.

Por el momento, han conseguido el compromiso que la profesora continúe hasta final de curso, aunque el centro le ha pedido que baje el ritmo de enseñanza, una decisión que tampoco ha gustado a las familias.

Quiero indicar que las reflexiones que a continuación expongo  se basan en mi propia experiencia como madre educadora de mi hija  y como pedagoga, también como crítica, siempre  con una intención constructiva de la sociedad en la que vivimos.

Creo firmemente que lo que ha conseguido esta maestra es posible. A la vista está que lo ha demostrado con su grupo de alumnos. Lo que podría llevar a muchos a cuestionar es si esta maestra ¿ha cuidado en todo su proceso de enseñanza, el aspecto emocional de sus alumnos?,  o si ¿se ha basado meramente en el aspecto cognitivo?.

Sabemos de diversas fuentes que el aspecto emocional es de vital importancia en el desarrollo de  las personas, pero cabe mayor atención en los niños a edades tempranas ( 0- 6 años), como son las edades de las que estamos hablando en esta notícia.

Claro está que el aspecto emocional es lo más importante en estos años de vida de los niños, y se antepone a todo. No sabemos si esta maestra ha cuidado este aspecto o no, pues no está expuesto en la notícia de forma explícita. Pero yo no lo pondría en duda, pues me resulta casi obvio según mi forma de apreciar las respuestas de las familias en las que dicen que “el nivel de exigencia de la maestra depende de los niños”. “los niños piden más y la maestra se lo da”. A lo que quiero añadir “Un niño que quiere aprender es un niño que se siente feliz (querido, seguro y confiado)”.

Aprovechando las oportunidades del día a día, y si los niños se sienten  felices como he dicho anteriormente pueden llegar a aprender muchas más cosas, a la vez que les resulten interesantes (letras, números, operaciones…), sin la necesidad constante de fichas, repeticiones y otros medios ya caducos creo yo, ¿Dónde está la creatividad de los maestros, esa creatividad que persiga  un aprendizaje significativo, que perdure más allá de un examen o prueba?. “Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve y eficaz por medio de ejemplos”. Lucio Anneo Séneca

Quiero decir que con un APRENDIZAJE EXPERIENCIAL,  el AMOR INCONDICIONAL y el COMPROMISO del educador en su vocación en estas edades se puede conseguir grandes cosas. ¿Habrá que reunir estos requisitos para ser un gran maestro?.

Se podría crear un gran debate detrás de esta notícia.

Probablemente podríamos hablar de muchos  profesionales de la educación  asentados a la comodidad de los libros y a los mínimos a superar indicados por el Estado. ¿Para qué más, si me van a pagar igual a fin de mes?, ¿Podríamos hablar de algunos valores como compromiso educativo y amor al prójimo y a la sociedad que dejamos a nuestros hijos?, ¿Los niños se aburren en clase por la materia en sí o por la forma en que se pretende enseñar caduca para los niños del siglo XXI?, ¿Podrían aprender más sin renunciar a los contenidos?.

Y por parte del toque del inspector  a la maestra y a la escuela en sí por consentir esto, quizás nos deje entrever hacia donde se dirige un país, en esta notícia particular España, en el que se está priorizando el negocio sobre el derecho y las necesidades de las personas y en este caso de los niños.   La calidad de la enseñanza pública ,¿Puede ser igual o mejor que la privada si todos los profesionales realizarán su trabajo como esta maestra?. ¿O necesariamente ha de ser peor la enseñanza pública para que la enseñanza privada puede ser un negocio?, si es así ¿qué razón de ser tendrían los colegios privados si existieran colegios públicos de buena calidad?.

Todos los padres queremos lo mejor para nuestros hijos, si así es, y nos venden la moto de que estamos en un país en el que se fomenta la IGUALDAD, y lo que realmente se propicia es la DESIGUALDAD, si no puedes pagar una educación que se interese por tus hijos (en todas sus vertientes), ¿Qué tienes que hacer, confórmarte con la pública o hay otra opción?, ¿Porqué no se dan a conocer otros formas de educar si están demostradas su eficacia?, ¿No Interesa que todos queramos lo mejor para nuestros hijos y lo exijamos como derecho al Estado?.

Creo que puede ser sencillo si buscamos el BIEN COMÚN y no el de una minoría, si valoramos lo mejor para nuestros hijos y para la sociedad que estamos dejando, ¿Qué valores anhelas en ti y en la sociedad en la que vives?

Autora: Vanesa Hervás Martínez; Fuente: VALORAR para EDUCAR

[tubepress]

2 comentarios en “Enseñar demasiado a los niños a debate”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ir arriba

¿Quieres suscribirte a Inspiración Montessori?

form-02
RECIBIRÁS LAS ÚLTIMAS NOTÍCIAS Y NOVEDADES DE ESTA WEB